simple web templates
Mobirise
Mobirise

La Violencia de Género NO es una enfermedad

Desde el Departamento Solidario de Arsenal oímos los dichos del Presidente de Boca Juniors, Jorge Amor Ameal, sobre Sebastian Villa (“Si es culpable de violencia de género, hay que curarlo”) y creíamos conveniente hablar con una de las personas referentes de la temática, tanto en el fútbol argentino como así también fuera del deporte.

Mobirise

Maia Moreira (CD de Lanús, coordinadora del depto de Género y Diversidad y Presidenta del Dpto de RRII) nos brindó detalles sobre el trabajo realizado en su club, “Lanús comenzó a abordar los aspectos sociales desde el Departamento de Cultura. Luego, mediante un proyecto, se dio origen a la subcomisión de DDHH y allí se conformó el eje del Departamento de Género y Diversidad, hace unos meses.”, contó.

Por otro lado, Maia quiso resaltar el trabajo de la Asociación de Fútbol Argentino, “en AFA se presentó el departamento de Género y Equidad el año pasado. Si bien hay mucho por mejorar, es muy valorable que se esté trabajando desde el organismo que nuclea a todos. En el resto de los clubes, por otra parte, se está atravesado por el movimiento feminista, donde todos los departamentos están comunicados constantemente. Durante la cuarentena hubo encuentros en Zoom organizados por Vélez, Lanús y Belgrano sobre el tema; todas las mujeres que forman parte de estos departamentos se mueven en conjunto”, sentenció.


Con respecto a las declaraciones de Ameal, Maia cree esencial que existan “protocolos dentro de todos los clubes para la prevención de Violencia de Género y es clave que en estos esté la Ley Micaela (establece la capacitación obligatoria en género y violencia de género para todas las personas que se desempeñan en la función pública, en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la Nación, ver más en https://www.argentina.gob.ar/generos/ley-micaela), para darle una formación y capacitación al club y en consecuencia llamar a las cosas por su nombre. Lo que dijo Ameal nos da escalofríos porque está muy errado. Una enfermedad se tiene que curar con un remedio, al violento no hay que curarlo porque no está enfermo, conceptualmente es una barbaridad. Ningún hombre que sea violento va a ser justificado, pero hay que entender el porque de sus acciones. Hay que tener mucho cuidado con los mensajes que damos para no desinformar. Quien no está capacitado para hablar de violencia de género debería aprender a callarse”, cerró Maia.