15 de Abril 2021

build a website
Mobirise

Bruno Sepúlveda: "Palermo es el mejor '9' del fútbol argentino de todos los tiempos"  

En exclusiva para 'Hablemos de Arsenal', el rionegrino nos contó sobre su infancia, todo el esfuerzo que hizo para llegar al Viaducto, su primer vuelo en avión y que su ejemplo a seguir es el 'Titán', ex DT del Arse.

Mobirise

El delantero de 28 años viene de convertir un gol en el triunfo ante Godoy Cruz en la jornada más reciente de la Copa de la Liga y demostró regocijo: "Estamos muy contentos y el plantel se lo merecía porque veníamos trabajando bien. Lo considero como un premio al gran esfuerzo que hicimos".

En lo individual, se mostró muy feliz y esperanzado de que este puede ser el inicio de un buen camino: "Trabajé mucho para llegar hasta acá. Este gol nos ayuda tanto al equipo como a mí. Estaba muy contento porque sirvió para la primera victoria del torneo. La gente que me conoce como mi primer entrenador que tuve allá en Viedma me mandó lindos mensajes y eso me puso muy alegre. Ellos y mi familia siempre depositaron su confianza en mí".

Para conocerlo un poco más, nos relató sobre todos los esfuerzos que hizo en su vida, su comienzo por Peña Azul y Oro y su arribo al Viaducto: "Mi primera experiencia fue en el Federal C allá en el 2012 y fui papá a partir de los 18 años cuando nació mi hija Mía. Quería que el fútbol me ayudara desde lo económico. Jugar los torneos federales es un poco ingrato porque no se ven muchos jugadores y tenés que irte más al norte para que te puedan ver. No me quedó otra más que meter el pecho, siempre estuve lejos de Viedma salvo cuando jugué en Sol de Mayo, después tuve la suerte de ir a San Luis donde conseguí el ascenso y más adelante en Estudiantes de Río Cuarto donde jugué por cuatro años y medio. Cuando jugamos el segundo Federal A con los 16 años, me propuse que a los 28 quería jugar en Primera División. Me puse muy contento cuando se comunicaron desde Arsenal y pude cumplir mi sueño".

Confesó también que tuvo que recurrir a varias fuentes de trabajo para poder mantenerse tanto él como su familia: "Cuando yo era chico, nos íbamos a hacer leña por dos semanas de verano en un lugar, dar una mano en la chacra donde trabajaban familiares. Y para darle de comer a mi hija recién nacida, me ofrecieron 500 pesos para que haga de seguridad a mis 18 años. Y en el 2012, 500 pesos era un montón para mí. Fue algo digno que ahora es una anécdota".

Analizó la situación de los equipos de menor categoría y ese desarrollo le permitió abordar a las arcas de Sarandí: "Hoy en día, muchos clubes están reclutando jugadores del ascenso y me pone muy contento. Arsenal tiene más torneos que muchos equipos grandes y me levanta la autoestima que se hayan fijado en mí. Cuando entré, vi todas las fotos y trofeos que tiene. Yo fui compañero de Carlos Casteglione en 2015 cuando jugué en Juventud Unida y era un hombre muy grande en el fútbol argentino. Soñaba con llegar a lo que él llegó".

Admitió que nunca se tomó un avión en toda su vida hasta el arribo hacia Mendoza ante Godoy Cruz y que fue una hermosa experiencia: "Todo esto es nuevo para mí. Cuando viajamos a Mendoza, viví mi primer vuelo en avión porque en el Federal era todo micro y miles de kilómetros. Cuando se suspendió, nos quedamos ahí por cinco horas y me decían mufa Al principio, te da una sensación de miedo porque parece un auto que arranca a 180 kilómetros por hora y tenés que quedarte pegado en el siento. Fue algo raro, pero lindo por la experiencia. Después del partido, les dije que qué voy a ser yo mufa si en mi primer viaje en avión conseguimos la primera victoria del campeonato y primer gol. Ahora nos toca la Sudamericana y me tuve que hacer el pasaporte, cosa que nunca creí que me iba a hacer".

Nos contó también que de chico se fue a probar a Boca donde el sacrifico fue extremo: "Solamente a jugar por Nacional B cuando estaba en Estudiantes. De chico, me vine a probar a Boca, tuve mi primera prueba cuando tenía 13 años junto a 120 chicos, quedé entre los nueve porque hice dos goles. En ese tiempo, el pasaje en colectivo estaba 1000 pesos y mi viejo tuvo que hacer un esfuerzo bárbaro para pagarlo. Tenía que volver para una segunda prueba en diciembre y no apareció esa persona que me había traído por primera vez a Buenos Aires, pero no le di mucha importancia porque era chico y estaba estudiando. Y perdí la oportunidad".

Ya con la mente en el presente, admitió disfrutar mucho su estadía en Buenos Aires: "Actualmente resido en capital y es un mundo diferente. En cualquier momento que salís, ves gente todo el día, conocés lugares que nunca te imaginás. Con mi señora, nos pudimos sacar una foto en el Obelisco e ir a Puerto Madero cuando eran zonas que solamente veíamos por la tele. El otro día, llevé a mi hija más grande y a mi primito al museo de la Bombonera. Ellos tienen unos 10 años y estaban muy contentos en ese momento".

En cuanto a su familia, resaltó mucho el amor que le tienen hacia el Xeneize y el enorme esfuerzo de su padre: "En mi casa, no somos muy futboleros, pero sí hinchas de Boca. Mi viejo trabajó en el campo toda la vida, me acompañaba a los entrenamientos y cuando arranqué en la liga a los 14 años. Me hubiese gustado que haya sido un poco más futbolero conmigo, pero no le tengo ningún reproche porque no comíamos si no iba a trabajar y nunca me dejó caer. Él quería que jugara en Boca".

Otro objetivo que admitió tener Sepúlveda es el de terminar los estudios para un mejor futuro: "Tengo que terminar la secundaria y así poder tener un trabajo aparte del fútbol".

Dio su opinión sobre lo que significa Arsenal para él y quién es u ejemplo a seguir: "Es un club tan grande como humilde. Tuve la oportunidad de quedarme dos semanas en la concentración del club y fui conociendo un poco más lo que es infraestructura, el preguntarle a la gente como Darío y Susy que están en el buffet. Estoy muy contento de pertenecer hoy en día a Arsenal porque me referencia. Intento imitar varios delanteros, pero ojalá sea como Martín Palermo quien fue el mejor '9' del fútbol argentino de todos los tiempos. Nadie se le puede comparar. Trataré de seguir mirando sus videos".

Finalmente, consideró que el encuentro ante Racing será bastante complicado: "Va a ser un partido muy duro porque viene en alza después de ganar el clásico, pero nosotros también tenemos lo nuestro y jugamos de local. Tenemos que sumar el grupo quiere mejorar para lo que venga".

Entrevista: Matías Hermann (@MatiasHermann)

Redacción: Agustín Ignacio Lencinas (@ALencinas96)