Mobirise
Mobirise

Hoy: Juan Pablo Caffa 

Juan Pablo Caffa: “Arsenal es un club de Primera, es así, le guste a quien le guste”
Desde su casa en Denver, Colorado, el zurdo nos dio un rato espectacular donde revivió sus épocas en el Viaducto, nos contó su vida después del retiro, y dejó un par de historias inéditas de su carrera.

En plena cuarentena, en Hablemos de Arsenal seguimos buscando testimonios de peso. Esta vez, el protagonista de otra charla a través de un directo de Instagram fue Juan Pablo Caffa, vistoso mediocampista que tuvo dos etapas por Arsenal, con dos títulos en la última de ellas. Desde Denver, el santafesino nos contó un poco de su vida post retiro: “Estoy trabajando para una empresa de representación, Twenty Two Sports Management, que por ejemplo tiene a Licha López, tratando de traer jugadores acá. Por ahora no creo que vuelva a Argentina, pero tengo que volver a conocer a mi sobrina. Cuando lo haga, iré a ver algún partido de Arsenal.”
 
Caffa, que lleva casi cuatro años viviendo en distintos sitios de Estados Unidos, expresó cierta preocupación por cómo se toma la situación del coronavirus en suelo norteamericano: “Creo que EEUU va a romper fácilmente los números de España e Italia. Todavía hay ignorancia sobre lo que pasa, y para mi gusto hay demasiada gente en la calle. Esperemos que se tomen medidas más fuertes, porque creo que va a ser muy grande el efecto acá”.
 
En el plano futbolístico y tras anunciar su retiro hace menos de un mes, se refirió un poco a qué es lo que extraña del fútbol: “Creo que extraño casi todo, menos la hipocresía y la falsedad. Acá en EEUU quizá no, pero Argentina es bravo y España bravísimo. Por suerte yo tuve gente alrededor que siempre me ayudó y guió por un camino en el que, mal o bien, intenté hacer las cosas de la mejor manera”.
 
Volcándonos ya en dirección a Sarandí, el ex mediocampista contó de qué forma se dio su retorno al Viaducto: “Arsenal fue el primer interesado, siempre hablábamos en off y me llamaban todos los años para volver. Venía de jugar seguido en Betis y de un año bueno en Zaragoza. Cuando quise irme tuve ofertas de América de México y Cruz Azul, también otros clubes de España. Es un club al que quiero mucho, me permitió ser campeón en Argentina y gracias a mi primer paso pude jugar en Europa.”
 
Sobre su retorno al Arse, Caffa contó sobre una lesión que lo aquejó durante un largo tiempo, y por la que lamenta no haber estado al cien por cien: “Mucha gente no sabe esto, pero cuando volví arranqué muy bien los primeros partidos y después me lesiono contra Argentinos. Tenía un espolón con un edema óseo en la punta y estuve así un año y medio sin parar. Cuando paré ya era tarde”. Además, señaló que en un momento se dudó de su lesión, y se animó a contar un par de historias curiosas de aquel doloroso proceso: “Hubo gente, no voy a decir quién ni de dónde, que decía que yo inventaba, que no tenía nada, y en realidad ya no me acordaba qué era caminar sano. ¡Hasta fui a un brujo! Esto no lo conté nunca: con mi hermano fuimos a enterrar una cebolla en un lugar ahí en Palermo. Después de eso pensé que estaba loco. No saben lo que lloré, no sabía qué hacer para que se fuera el dolor”.
 
No obstante, a la hora de seguir recordando a aquel Arsenal comandado por Gustavo Alfaro, el de Murphy destaca la relación que tenía ese plantel: “Desde mi lugar, a pesar del dolor y no estar al 100%, pude jugar todos los partidos y cumplir el sueño de ser campeón del fútbol argentino. Era un grupo excelente, si no es el mejor que integré, es uno de los mejores. Todavía tengo relación con casi todos: Licha, Cachi (Zelaya), Campe, Gerlo, Leo Cuesta, el Bicho (Aguirre). Era un grupo increíble, ganador. El que no jugaba apoyaba, y el que jugaba escuchaba al que no jugaba”. 

Mobirise

Juan Pablo también se hizo un espacio para opinar sobre la actualidad del Arse, al que suele seguir desde EEUU: “Pensé que le iba a costar más, pero en algún punto sabía que iba a volver por todo lo que hizo en estos últimos años. Le guste a quien le guste, Arsenal es un club de Primera. Se lo ganó a base de títulos, de reconocimientos, y fue espectacular que haya vuelto en un año”. Además, afirmó que aún tiene una buena relación con quienes comandan al Viaducto: “Todavía mantengo diálogo con la familia Grondona, últimamente estuve cruzando mensajes con Lara. Quedó muy buena relación con ellos porque me han tratado muy bien y me gusta ser agradecido con quienes me han dado trabajo”.
 
Por último, Caffa contó de su amistad con otro ex Arsenal que ha dejado huella como es el Papu Gómez: “Es un fenómeno. No dejó de ser el Papu que era a los 16 años. Yo iba a la casa, tomábamos la leche, jodíamos siempre. Con el nombre y la trayectoria que tiene sigue siendo el mismo loquito lindo de siempre. Antes de venirme acá a Denver me escribió de la nada para pedirme mi dirección y me mandó su camiseta acá. Con las personas que son así como él, tengo el máximo respeto”.
 
Por Matías Hermann

Mobirise