portfolio web templates
Mobirise

Hoy: Héctor “Mono” Aguilar 

Héctor “Mono” Aguilar: “No me fui de la mejor manera del fútbol, tenía que hacer algo y me gané la vida en el colectivo”
En la versión radial de Hablemos de Arsenal, ex futbolista del Viaducto contó sobre su pasado como jugador y su vida alejado del fútbol tras la abrupta decisión de retirarse, siendo chofer de colectivo. Sin embargo, avisa: “Me picó el bichito de nuevo y estoy haciendo el curso de entrenador”.



Otro de los que tuvo su momento en el programa radial de ayer fue Héctor Aguilar, alguien con una particular historia de vida. Salido del club, el Mono integró –entre otros- el plantel que ascendió a Primera en 2002. No obstante, hoy relata su realidad en cuarentena, ya lejos de la pelota y trabajando en una línea de colectivos: “La vengo llevando bien porque la empresa está poniendo horarios de feriado, entonces tengo más francos que lo habitual”. Además, dio a conocer por qué terminó dejando de jugar tan rápido: “No me fui de la mejor manera del fútbol, tenía que hacer algo y me gané la vida en el colectivo. Encontré la tranquilidad económica, porque terminé en el fútbol jugando en equipos que no cumplían lo que pactaban y eso me saturó”.
 
Haciendo un repaso de su carrera, el Mono señala que su camino recorrido en el fútbol pudo haber sido mejor en algún momento, y señaló que no remarcó el mejor final en el Arse: “En algún punto me enojé, porque pienso que mi carrera merecía pegar el salto. Muchas veces, por errores propios o decisiones ajenas no fue así y decidí dar un paso al costado. Haciendo autocrítica, quizás debí haber hablado más con dirigentes o entrenadores. Por otra parte me molestó que cuando me fui de Arsenal o Quilmes, nadie dio la cara. No tuve la oportunidad de hablar ni con Julito, ni con Meizner cuando terminé allá”. Al reproche con la parte dirigencial, Aguilar le agregó que su salida de Sarandí estuvo ligada a los entrenadores: “En el último tiempo en Arsenal quedé relegado y sentí que los cuerpos técnicos que pasaron se manejaron mal. Yo soy frontal, y me molestó que la otra parte asuma compromisos que no iba a cumplir”.
 

A pesar de que su relación con Arsenal se interrumpió, el Mono cuenta que fue uno de los presentes el día del ascenso en 2019: “Desde que me fui del club no volví más, de hecho no conozco la cancha nueva. Sin embargo, sentí ir a Banfield a ver la final con Sarmiento. El ascenso me puso contento por Facundo Gareca, Sergio Rondina, Chino Aquino y Anibal Leguizamón Espinola”.
 
Por último y yendo a su presente, Aguilar asegura estarse de a poco reconciliando con el ambiente donde se alejó, a tal punto que hace un par de años comenzó el curso de director técnico: “Cuando me retiré no quería mirar fútbol, pero desde hace un tiempo que analizo varios partidos y jugadores. Me picó el bichito de nuevo y estoy haciendo el curso de entrenador, ojalá pueda volver en esa función”. 

Mobirise