Copa Sudamericana 2021
27/05/2021

build your own website
Mobirise

 Arsenal 3  Bolivar 1  

Un épico sueño hecho realidad

En Sarandí, Arsenal le ganó 3-1 a Bolívar y clasificó a los octavos de final de la Copa Sudamericana a causa de la derrota de Ceará ante Jorge Wilstermann.

Mobirise

Llegó el momento de la verdad, de pelear con la energía que quedaba, de lograr el milagro, de imponer la localía más que nunca y de esperar una ayuda desde otro país. Por la última jornada de la fase de grupos, el Viaducto recibió en el Julio Humberto Grondona a la entidad de La Paz, quien venía de caer frente al Vozao por 2-0.

En relación al equipo que se impuso ante Jorge Wilstermann, Sergio Rondina realizó dos modificaciones: Ignacio Gariglio y Leonel Picco en lugar de Mateo Carabajal (tercera amarilla) y Alejo Antilef (distensión ligamentaria) respectivamente. En realidad, Jhonatan Candia iba a jugar desde el arranque, pero una lesión minutos antes del inicio impidió al uruguayo participar, por lo que el ex atacante de Estudiantes de Río Cuarto ocupó su lugar.

Lo primero que debe hacerse para buscar la épica es ir a buscarlo desde el principio y los muchachos del 'Huevo' lo entendieron a la perfección. Con tanta vehemencia e intensidad, lograron abrir pronto el marcador. A los 13 minutos, Andrada por el medio, Sepúlveda por su costado, Picco tocó dentro del área para Albertengo, el ex Independiente se acomodó, le pegó con la derecha, el trayecto se desvió en un defensor, pero la pelota entró para que el anfitrión consiguiera el 1-0.

Ese gol apaciguó la capacidad ofensiva de los bolivianos a tal punto de diluirse. La más clara la tuvieron a los 27 con un cabezazo de Ramos y Medina les ahogó el empate al cubrir correctamente el palo con todo su cuerpo.

El dominio futbolístico y mental era notorio, pero faltaba capitalizarlo aún más y eso se logró en el último respiro de esta etapa. A los 48, un cambio de frente llegó para Emiliano Papa, centro del zurdo al corazón del área y Bruno Sepúlveda se lanzó para convertir el 2-0 mediante un fuerte testazo. Como si fuesen cosas del destino, el oriundo de Viedma suplió a Candia como emergencia y aprovechó la oportunidad para entonar el grito que más feliz puede hacer a un delantero.

En simultáneo y con una ventaja de dos, Arsenal quedó más motivado al saber que Ceará estaba empatando 0-0 en Cochabamba, ya que una victoria de los brasileños volvería inútil el esfuerzo empleado en Sarandí.

El arranque del complemento no pudo ser más perfecto. Al minuto, por un envío de Castro, nuevamente Albertengo se hizo presente en el marcador al empujarla con su pie hábil y anotar el tan anhelado 3-0 que parecía sellar esta historia.

Sin embargo, el celeste y rojo se relajó más de lo debido a partir de este punto y eso acrecentó el nivel de juego del rival por disminuir la resistencia. Lo pagó caro a los 19 cuando el defensor Quinteros marcó el descuento para Bolívar después de jugarla rápido en un córner. El 3-1 le agregaba un poco de suspenso al asunto.

Entre cortes de los zagueros y una intervención magnifica de Medina en un mano a mano, al Arse le podían achicar aún más la diferencia porque el protagonismo era de los comandados por Soria al imponer más condiciones en zona ajena.

A los 30, se dio la mayor alegría de la noche y no justamente en Argentina. En ese minuto de juego, Jorge Wilstermann marcó el 1-0 frente a Ceará, quien dependía de sí mismo para clasificarse con una victoria. El Vozao terminó cayendo por la mínima y el panorama no podía ser más ideal.

Mientras tanto, en Sarandí, el cotejo logró enfriarse a gusto gracias a las modificaciones del 'Huevo' para sentenciarlo. Y recién a los 50 minutos, el árbitro Jhon Ospina dio el pitazo final y toda la ciudad explotó de una alegría a niveles estratosféricos. Con una base totalmente nueva y de un mal comienzo de temporada, el Viaducto cerró el semestre con una histórica clasificación hacia los octavos de final de una Copa Sudamericana cuyo formato acrecentó demasiado la dificultad porque solamente el líder pasaría.

Finalmente, Arsenal terminó primero en el Grupo C con once puntos, nueve goles a favor y cuatro en contra. La siguiente instancia será a partidos de ida y vuelta, dará comienzo después de la Copa América y el rival se conocerá mediante un sorteo.

¡Mientras tanto, a festejar!


Síntesis

Arsenal: Alejandro Medina; Gastón Benavídez, Ignacio Gariglio, Gastón Suso, Emiliano Papa (C); Jesús Soraire, Juan Andrada, Leonel Picco, Nicolás Castro; Lucas Albertengo, Bruno Sepúlveda.

Suplentes: Nicolás Navarro, Jonathan Bottinelli, Ulises Abreliano, Julián Navas, Emiliano Méndez, Tomás Bugallo, Ramiro Luna, Brian Farioli, Maximiliano Rogoski, Matías Belloso, Bruno Báez.

DT: Sergio Rondina.

Bolívar: Ruben Cordano; Diego Bejarano, Alberto Guitián, Jairo Quinteros, Roberto Fernández; Álex Granell, Leonel Justiniano, Gabriel Villamil; Erwin Saavedra (C); Leonardo Ramos, Bruno Miranda.

Suplentes: Javier Rojas, Felipe Carvalho, Juan Orellana, Diago Giménez, Luis Gutiérrez, Jhon García, Kevin Salvatierra, Álvaro Rey, Leonardo Vaca, Víctor Abrego, Cesar Menacho, Armando Sadiku.

DT: Vladimir Soria.

Goles: 13'PT Lucas Albertengo (Arsenal), 48'PT Bruno Sepúlveda (Arsenal), 1'ST Lucas Albertengo (Arsenal), 19'ST Jairo Quinteros (Bolívar).

Amonestados: 14'PT Bruno Miranda (Bolívar), 38'PT César Menacho (Bolívar), 43'PT Bruno Sepúlveda (Arsenal), 44'PT Gabriel Villamil (Bolívar), 31'ST Leonel Justiniano (Bolívar), 34'ST Bruno Báez (Arsenal), 35'ST Alberto Guitián (Bolívar).

Expulsados: No hubo.

Cambios: 16'ST Víctor Abrego por Bruno Miranda (Bolívar), 20'ST Brian Farioli por Bruno Sepúlveda (Arsenal), 31'ST Bruno Báez por Lucas Albertengo (Arsenal), 38'ST Emiliano Méndez por Jesús Soraire (Arsenal), 38'ST Maximiliano Rogoski por Leonel Picco (Arsenal).

Árbitro: Jhon Ospina (Colombia).

Árbitro asistente 1: John León (Colombia).

Árbitro asistente 2: Alexander Guzmán (Colombia).

Cuarto árbitro: Nicolás Gallo (Colombia).

Estadio: Julio Humberto Grondona.

Transmisión: Fox Sports 2.

Agustín Ignacio Lencinas (@ALencinas96)

Uno por Uno

Mobirise

Alejandro Medina: No tuvo tantas intervenciones como en Cochabamba, pero lo poco que hizo fue de gran importancia. Le ahogó dos gritos de gol a Leonardo Ramos, entre ellos, un mano a mano en el complemento que pudo ser crucial.

Gastón Benavídez: De lo más intenso en el mejor momento del equipo. Participó directamente en lo que terminó como la apertura del marcador y casi anota el suyo, pero su ejecución impactó en el travesaño.

Ignacio Gariglio: Le tocó suplir a Carabajal por suspensión. Si bien fue impreciso en el área rival tanto en definición como ubicación, en la propia logró cortes decisivos que anularon la ofensiva de Bolívar.

Gastón Suso: Firme y decidido en la toma de decisiones. Tocó cuando había que tocar y reventó cuando había que reventar. No pudo ganarle en la marca a Quinteros quien convirtió el descuento, pero buen desempeño en general.

Emiliano Papa: El jugador que más partidos disputó con Rondina llevó en su brazo la cinta de capitán para liderar a los suyos por la hazaña. Tuvo un tramo de imprecisión a la hora de pasar al medio y dos excelentes. Se la puso en la cabeza a Sepúlveda para que lograse anotar el segundo.

Jesús Soraire: Fue uno de los más regulares de la noche. Con circunstancias que lo exigían menos, el tucumano se desenvolvió con mayor comodidad y se conectó de manera fluida con sus compañeros.

Juan Andrada: En silencio, se hizo cargo del eje central del mediocampo y los resultados finales se deben bastante a su esfuerzo. El ex Godoy Cruz rindió de gran forma en el tramo de dominio colectivo y parece que se quiere quedar con el puesto.

Leonel Picco: Con Andrada como covertor, logró desenvolverse más en ataque y fue tan importante como contra Jorge Wilstermann en Sarandí. Dio el pase gol a Albertengo en la apertura del marcador, pero también logró estupendos cortes y salidas.

Nicolás Castro: Dominó todo su sector a base de su velocidad. Justificó su titularidad con la asistencia que significó el 3-0. El volante zurdo crece a pasos agigantados y ocupó una función desequilibrante como en las anteriores veces.

Lucas Albertengo: Cuando vino al club se hablaba de que era el refuerzo estrella, y hoy lo demostró. Como centrodelantero natural, convirtió dos goles cuando más se los necesitó y se transformó en la figura de un partido que ningún hincha olvidará jamás.

Bruno Sepúlveda: Por la infortunada lesión de Candia, debió jugar de arranque y el destino le regaló una alegría hermosa. El nacido en Viedma anotó el segundo gol del Arse con un estupendo cabezazo y eso le dará mucha confianza para lo que viene.

Brian Farioli: Ingresó en lugar de Sepúlveda para darle mayor distribución a la pelota en el mediocampo. El ex Colón cumplió de buena forma lo que se le pidió y reguló las acciones en su zona.

Bruno Báez: Reemplazó a Albertengo. El oriundo de Rufino se estrenó internacionalmente con la celeste y roja, pero su ansiedad terminó por jugarle una mala pasada con tarjeta amarilla incluida.

Emiliano Méndez: Entró por Soraire para dar mayor seguridad abajo. No logró intervenir demasiado en los escasos minutos activos, aunque la línea defensiva que él debió mantener fue bastante fuerte.

Maximiliano Rogoski: Sustituyó a Picco y salvó mucho a los suyos en poco tiempo en cancha. Logró dos cortes impresionantes por derecha y sus salidas diluyeron totalmente las acciones ofensivas en Bolívar.

Sergio Rondina: En el partido más importante del año hasta ahora, era donde más se tenía que ver la mano del entrenador y se notó. Con la emergente lesión de Candia, sus dirigidos no perdieron la idea principal y se les dio todo lo negado al principio de temporada que fueron los goles rápidos que liquidaran la historia. De tantas malarias y sufrimiento, el 'Huevo' fue premiado con esta heróica clasificación para darle una alegría más a los hinchas que tanto lo quieren.

Agustín Ignacio Lencinas (@ALencinas96)