Torneo Binance Final 2022
14/10/2022

online web builder
Mobirise

Arsenal 2  Central Cba. SE 0

¡ARSENAL ES DE PRIMERA Y DE PRIMERA NO SE VA!

Mobirise

Con goles de Kruspzky y Lomónaco, los de Sarandí le ganaron 2-0 a Central Córdoba en casa y aseguraron la permanencia en la máxima categoría del fútbol argentino al dejar sin chances matemáticas a Patronato de alcanzarlos en la tabla de promedios.

Se acabaron las dudas, las improvisaciones y las especulaciones. Con la consideración de la victoria de los de Paraná contra Lanús, el Viaducto debía mostrar toda su hambre para devorarse al rival, porque con un triunfo se cumpliría el objetivo. En una noche especial, recibió en el Julio Humberto Grondona al Ferroviario, quien venía de perder ante Newell's.

En relación al equipo que cayó frente a Unión, Leonardo Madelón realizó dos modificaciones: Damián Pérez y Joaquín Ibáñez en lugar de Leonardo Marchi y Lucas Cano respectivamente.

En cuanto a impresión se refiere, el Viaducto arrancó con la misma intensidad mental como lo acontecido ante Aldosivi. Lejos de la imagen reflejada en las más recientes fechas, los jugadores no le dieron respiro a ninguno de sus adversarios consecuencia de la vehemencia en la disputa y la velocidad de los desbordes, en especial al encontrar huecos para patear.

Y después de tanto sacrificio, el premio apareció a los 14 minutos: Facundo Kruspzky le pegó con fiereza de tiro libre desde más de 34 metros, pique en el camino y pelota adentro para que la hinchada grite desaforadamente la apertura del marcador, porque con ese 1-0, la estadía en Primera estaba asegurada.

Lejos de relajarse, fueron por más como corresponde, porque un solo error podía derrumbarlos en lo emocional. Continuaron con la presión y entrega, sobre todo el 'Chino', quien intentaba a partir de cada espacio encontrado y casi se anotó por segunda vez en el marcador de no ser por el arquero Toselli.

A los 33, una situación como punto de quiebre: Gonzalo Ríos pateó sin pelota a Chimino luego de una disputa de la misma, el árbitro Lamolina sacó la amarilla, pero ese no sería el desenlace definitivo. Luego de recurrir al VAR, el juez principal cambió su falló y le mostró la roja al futbolista de Central Córdoba al considerar deliberada la agresión. El elenco de Balo se fue al descanso con un hombre menos.

En el complemento, el Arse sabía que reanudar dormidos iba a ser fatal y más al ver que la visita mostró mayor actividad en campo ajeno. Por suerte, se oyó el segundo grito sagrado: Kruspzky disparó de media distancia, el arquero Toselli dio rebote y el que lo capturó fue Sebastián Lomónaco. El delantero le dio de cabeza hacia el hueco y se transformó en el autor del 2-0.

Distinto a lo derrochado con Newell's, sacó rédito de la superioridad numérica en cancha y no permitió que Central Córdoba hallara la chance de reaccionar, pero porque la concentración continuaba a tope en un partido donde todo se podía resolver para respirar tranquilos.

Durante el tramo restante, poco y nada en cuanto a lo futbolístico. La visita llegó al límite en cuanto a lo físico y no doblegó en lo más mínimo a la defensa celeste y roja. Los segundos se hacían eternos, hasta que el pitazo final efectuado a los 48 minutos decretó que la institución de Sarandí seguirá en la máxima categoría del fútbol argentino, ya que dejó al ya descendido Patronato de Paraná sin posibilidades de alcanzarlo en la tabla de los promedios en las dos jornadas restantes.

Si bien no borra el hecho de que la temporada viene siendo irregular, el objetivo propuesto desde enero se cumplió satisfactoriamente. Quizás con sufrimiento adicional e innecesario, pero el hincha se pude ir a dormir sabiendo que seguirán en lo más alto del fútbol argentino al llegar el 2023. Con el futuro incierto del cuerpo técnico y de la base de este plantel, llego el momento de tomar decisiones de la dirigencia para lograr el mismo objetivo la próxima temporada.

Por ahora, Arsenal tiene 27 puntos, 23 goles a favor y 26 en contra. En la próxima fecha, recibirá a Barracas Central en Sarandí el lunes 17 de octubre a partir de las 14:00.

Síntesis

Arsenal: Alejandro Medina; Cristian Chimino, Gonzalo Goñi, Gustavo Canto, Damián Pérez (C); Mauro Pittón, Braian Rivero, Dardo Miloc, Joaquín Ibáñez; Facundo Kruspzky; Sebastián Lomónaco.

Suplentes: Joaquín Bigo, Joaquín Pombo, Julián Navas, Leonardo Marchi, Axel Carrión, Lucas Brochero, Braian Sánchez, Alejo Antilef, William Machado, Lucas Cano, Juan Francisco Apaolaza, Juan Ignacio Peinipil.

DT: Leonardo Madelón.

Central Córdoba: Cristopher Toselli; José Gómez, Paulo Lima, Franco Sbuttoni, Jonathan Bay (C); Enzo Kalinski; Hernán López Muñoz, Francisco González Metilli, Deian Verón, Gonzalo Ríos; Renzo López.

Suplentes: César Rigamonti, Matías Di Benedetto, Lautaro Montoya, Fabio Pereyra, Alan Barrionuevo, Fernando Martínez, Francisco Grahl, Nicolás Linares, Abel Bustos, Gonzalo Torres, Alejandro Martínez, Claudio Riaño.

DT: Abel Balbo.

Goles: 14'PT Facundo Kruspzky (Arsenal), 5'ST Sebastián Lomónaco (Arsenal).

Amonestados: 43'PT Mauro Pittón (Arsenal).

Expulsados: 37'PT Gonzalo Ríos (Central Córdoba).

Cambios: 0'ST Alejandro Martínez por Hernán López Muñoz (Central Córdoba), 21'ST Gonzalo Torres por Renzo López (Central Córdoba), 27'ST Nicolás Linares por Enzo Kalinski (Central Córdoba), 27'ST Francisco Grahl por Deian Verón (Central Córdoba), 28'ST William Machado por Braian Rivero (Arsenal), 36'ST Claudio Riaño por Francisco González Metilli (Central Córdoba), 40'ST Lucas Cano por Sebastián Lomónaco (Arsenal).

Árbitro: Nicolás Lamolina.

Árbitro asistente 1: Walter Ferreyra.

Árbitro asistente 2: Maximiliano Castelli.

Cuarto árbitro: Juan Cruz Robledo.

VAR: Darío Herrera.

AVAR: Diego Bonfa.

Estadio: Julio Humberto Grondona.

Transmisión: ESPN Premium.

Redacción: Agustín Ignacio Lencinas (@ALencinas96)

Foto: @emidrianopolis


Uno por Uno

Mobirise
Alejandro Medina: Fue un fiel espectador del partido ya que Central Córdoba no insinuó durante toda la jornada.
Cristian Chimino: Como en todo el campeonato, fue uno de los puntos más altos del equipo. Desde su juego aguerrido y voracidad hasta sus excursiones al ataque y combinaciones con compañeros. Hasta de dio el lujo de tirar una rabona.
Gonzalo Goñi: No tuvo complicaciones ante una débil delantera rival que no generó peligro.
Gustavo Canto: Partido tranquilo para el zaguero. Siempre firme y siendo una buena salida.
Damián Pérez: Fue el corazón del equipo. Trabó con el alma cada dividida, corrió por todo su lateral y avanzó a tres cuartos de cancha cuando la jugada lo ameritaba. Es el jugador perfecto para el ADN del hincha.
Mauro Pitton: Por momentos se lo vio impreciso y desconectado con el juego. En varias jugadas de ataque tomó malas decisiones. El despliegue siempre es un punto a su favor.
Dardo Miloc: No recuperó ni estuvo preciso para generar juego. Tuvo algunos quites por estar bien posicionado. Su voz de mando es incuestionable.
Braian Rivero: Al igual que toda la línea de volantes, estuvo impreciso y no aprovechó el hombre de más para circular la pelota con criterio.
Joaquín Ibañez: Redondeó uno de sus mejores partidos con la camiseta de Arsenal. Algunos desbordes interesantes y disputas aéreas ganadas le alcanzaron para ello.
Facundo Kruspzky: Jugó de mediapunta (posición que no es de su preferencia) y fue determinante, como casi siempre que juega cerca del área rival. No solo por su pegada -con gol incluido- sino también por su constante asociación con compañeros y disparos al arco.
Sebastián Lomónaco: Encontró un gol de rebote en un partido que le estaba siendo esquivo. No pudo desequilibrar ni aprovechar su velocidad. Aún así, se anotó en el marcador.
William Machado: Su ingreso se dio para aportarle vértigo al mediocampo e intentar romper líneas defensivas. No pudo hacerlo ya que entró pasado de revoluciones.
Lucas Cano: Reemplazó a un Lomónaco extenuado y le dio un poco más de aire al equipo en los últimos metros. Aguantó, jugó, habilitó y metió cuando hubo que hacerlo.
Leonardo Madelón: Su equipo salió muy metido desde el minuto cero. Con una presión alta y juego aguerrido, Arsenal jugó el partido como una final. Sin brillar, ni con un jugador más, logró la victoria que corona el cumplimiento del objetivo a falta de dos fechas para que termine el campeonato.