Torneo Binance Final 2022
24/10/2022

bootstrap themes
Mobirise

Tigre 1  Arsenal 4

Todas las que no entraron 26 fechas atrás, lo hicieron ahora

Mobirise

En su último partido de la Liga Profesional, Arsenal sorprendió a propios y extraños al golear a Tigre en Victoria por 4-1. Navas, Pittón, Apaolaza y Kruspzky, los autores de los tantos.

SI se hace hincapié solamente a los resultados de este año, lo del Viaducto fue para el olvido porque la salvación sucedió gracias al colchón de puntos sembrados en 2019/2020 que hasta le posibilitó de jugar una Copa Sudamericana en aquel entonces. No obstante, si se mantienen los promedios para la próxima temporada, arrancará en el fondo de la tabla y la idea es engrosar sus números. En su adiós al 2022, visitó en el José Dellagiovanna al Matador, quien venía de ganarle a Central Córdoba.

En relación al equipo que perdió con Barracas Central, Leonardo Madelón realizó cinco modificaciones: Joaquín Pombo, Julián Navas, Facundo Kruspzky, Alejo Antilef y Juan Francisco Apaolaza en lugar de Gustavo Canto, William Machado, Joaquín Ibáñez, Lucas Cano y Sebastián Lomónaco respectivamente.

Ya desde la previa, se sabía que al local lo invadía un ambiente festivo donde, además de tener la chance de jugar la Libertadores, despidió a uno de sus ídolos como lo fue Martín Galmarini, quien dijo adiós a las canchas al salir en el minuto 8, numero insignia del futbolista.

¿Cómo le afectó eso a Arsenal? De buena manera porque, aunque al principio no encontró los espacios, sacó provecho de la relajación del rival para lastimarlo de la manera más cruel posible: un aluvión de goles en tiempo récord.

A los 39, en un intento de jugada colectiva, acabó como colectiva tras la corrida de Julián Navas hacia el área, aprovechó el fortuito mal cierre de Luciatti, la empujó a metros de la línea y abrió el marcador.

Mientras los comandados por Diego Martínez procesaban ese impacto, llegó el segundo a los 41: Pittón remató desde larga distancia, la trayectoria efectuó una curva descendente, Marinelli apenas la logró tocar más no desviar, y así se logró el 2-0.

Como si el destino fuese burlón, todas las que no entraron antes lo hicieron esta noche porque el Arse convirtió una vez más antes de irse al descanso. Luego de un jugadón individual por derecha, Kruspzky mandó un centro desde la derecha, Juan Francisco Apaolaza definió con eficacia y se transformó en el autor del 3-0.

Ya en el complemento, lejos de quitar el pie del acelerador, lo pisaron aún más. A los seis minutos, Facundo Kruspzky se mandó por el costado, se quitó a dos marcadores de encima, se acomodó para darle con la diestra, le pegó hacia el palo mal cubierto del arquero y anotó el 4-0 que dejaba sorprendidos a gran escala a compañeros y adversarios.

Aunque literalmente todo le estaba saliendo horrible, Tigre consiguió el descuento: Colidio la filtró rectamente para la llegada de Blas Armoa y el paraguayo le dio con sutileza para achicar distancia por única vez, ya que el marcador no se modificó más en el tramo restante.

Con esta inesperada victoria por 4-1, el celeste y rojo le dio fin a un irregular año donde sufrió más de lo que debió. Y para colmo, las figuras y goleadores de esta noche no continuarán en la siguiente temporada. Ni siquiera Madelón, por lo que el puesto vacante de DT será el principal tema de conversación de los directivos desde ya. Al mantenerse los promedios, arrancarán últimos (sin contar a los procedentes de la Primera Nacional) y la misión de permanecer en la categoría tendrá una mayor dificultad.

Finalmente, Arsenal acabó la Liga Profesional en el puesto 23 de la tabla de posiciones con 30 puntos, 28 goles a favor y 29 en contra.

Síntesis

Tigre: Gonzalo Marinelli; Lucas Blondel, Brian Leizza, Abel Luciatti, Sebastián Prieto; Martín Galmarini (C), Sebastián Prediger; Lucas Menossi, Facundo Colidio, Alexis Castro; Mateo Retegui.

Suplentes: Manuel Roffo, Diego Sosa, Nicolás Demartini, Martín Ortega, Cristian Zabala, Ezequiel Fernández, Agustín Baldi, Ezequiel Forclaz, Pablo Magnín, Ijiel Protti, Blas Armoa, Gonzalo Flores.

DT: Diego Martínez.

Arsenal: Alejandro Medina; Cristian Chimino, Gonzalo Goñi, Joaquín Pombo, Damián Pérez (C); Julián Navas, Mauro Pittón, Dardo Miloc, Facundo Kruspzky; Alejo Antilef; Juan Francisco Apaolaza.

Suplentes: Joaquín Bigo, Leonardo Marchi, Franco Martínez, Iván Cabrera, Braian Rivero, Lucas Brochero, Braian Sánchez, William Machado, Joaquín Ibáñez, Nahuel Frascone, Lucas Cano, Juan Ignacio Peinipil.

DT: Leonardo Madelón.

Goles: 39'PT Julián Navas (Arsenal), 41'PT Mauro Pittón (Arsenal), 44'PT Juan Francisco Apaolaza (Arsenal), 6'ST Facundo Kruspzky (Arsenal), 26'ST Blas Armoa (Tigre).

Amonestados: 45'PT Lucas Blondel (Tigre), 16'ST Sebastián Prieto (Tigre), 30'ST William Machado (Arsenal), 35'ST Facundo Colidio (Tigre).

Expulsados: No hubo.

Cambios: 8'PT Blas Armoa por Martín Galmarini (Tigre), 12'ST Juan Ignacio Peinipil por Juan Francisco Apaolaza (Arsenal), 12'ST Ezequiel Fernández por Sebastián Prediger (Tigre), 12'ST Ijiel Protti por Alexis Castro (Tigre), 26'ST Joaquín Ibáñez por Julián Navas (Arsenal), 26'ST William Machado por Alejo Antilef (Arsenal), 42'ST Pablo Magnín por Lucas Menossi (Tigre), 42'ST Diego Sosa por Sebastián Prieto (Tigre), 45'ST Braian Rivero por Dardo Miloc (Arsenal).

Árbitro: Patricio Loustau.

Árbitro asistente 1: Gabriel Chade.

Árbitro asistente 2: Gerardo Lencina.

Cuarto árbitro: Sebastián Zunino.

VAR: Silvio Trucco.

AVAR: Cristian Navarro.

Estadio: José Dellagiovanna.

Transmisión: ESPN Premium.

Redacción: Agustín Ignacio Lencinas (@ALencinas96)

Foto: @emidrianopolis

Uno por Uno

Mobirise

Alejandro Medina: Tigre probó bastante de media distancia y siempre lo encontró bien parado. Estuvo firme cuando el rival intentaba descontar con desesperación. El único punto negativo fueron algunas salidas con los pies, pero fue solo un pequeño detalle en la noche.

Cristian Chimino: Mostró un fútbol aguerrido al marcar. No pasó tanto al ataque como en otros partidos. Redondeó una buena noche en un buen torneo individual.

Gonzalo Goñi: Estuvo firme ante un rival que no tenía grandes ideas para generar peligro. Se mostró fuerte por arriba y por abajo.

Joaquín Pombo: Fue el abanderado del equipo en el segundo tiempo, cuando Tigre arrinconó con pocas ideas pero mucho ímpetu. Impasable a través de una marca férrea.

Damián Pérez: Se mostró siempre como salida limpia y se unió en todas las conexiones colectivas. Pudo haber sido su último partido en el equipo y, como siempre, no decepcionó. Terminó siendo el punto más alto de Arsenal durante todo el torneo.

Julian Navas: Volvió a jugar de volante por la derecha pero, esta vez, cumplió con creces. Dejó un surco por su lateral por las constantes salidas que siempre generaron peligro. Además, pudo aprovechar un error rival para abrir el marcador. Salió reemplazado al mostrar mucho cansancio.

Mauro Pitton: Estuvo siempre cubriendo los espacios que el partido ameritaba. Recuperando, atacando el espacio y conectando con sus compañeros. Además, hizo un golazo. Probó en más de una oportunidad, ante un Marinelli adelantado.

Dardo Miloc: Estuvo bien parado y fue uno de los responsables de la goleada. Recuperó desde el buen posicionamiento y generó buen juego al tener siempre un compañero al lado.

Alejo Antilef: Fue el eje del equipo. Luego de mucho tiempo salió a la cancha para ocupar un rol preponderante y no se achicó ante semejante responsabilidad. De sus pies se gestaron todas las buenas jugadas del equipo.

Facundo Kruspzky: Hizo un gol, dos asistencias y todo bien para que Arsenal se luzca en una noche épica. Hermosa despedida del Chino que, a pesar de su irregularidad típica de un juvenil, fue siempre el jugador con más desequilibrio, técnica y habilidad.

Francisco Apaolaza.: A pesar de ser el único delantero, se las arregló para ganar y molestar a los defensores en todo momento. En el último partido del campeonato, anotó su primer gol con la camiseta de Arsenal.

Juan Peinipil: Entró con el partido definido pero no pudo hacer pie ya que, a pesar de la diferencia de 4 goles, Tigre avanzó constantemente y tuvo que luchar con todos los defensores para participar del juego.

William Machado: Su ingreso fue para ayudar en la recuperación y aprovechar su velocidad en caso de contar con alguna contra. No pudo aportar estas soluciones.

Joaquín Ibañez: Ayudó a recuperar y estuvo atento a las segundas jugadas. Su rol fue más para defender que atacar.

Brain Rivero: Pocos minutos del volante.

Leonardo Madelón: Planteó el partido perfecto ante uno de los mejores equipos del país. En los primeros minutos defendió muy bien y, al tener controlado el partido, su equipo aprovechó las situaciones de peligro para convertir, con una alta efectividad. En el segundo tiempo Tigre tuvo la pelota pero no dio las sensaciones de romper con las líneas de Arsenal que, ante cada avance, parecía que podía volver a marcar. Impensado cierre de campeonato.